Publicado el Deja un comentario

Tec de Monterrey: Educación competitiva y de alto nivel

Transformaciones visionarias han sido parte de la historia del Tec de Monterrey a lo largo de 78 años, fecha en la que se fundó gracias al ímpetu de Eugenio Garza Sada y varios líderes empresariales que buscaban crear una institución con fuertes principios morales y un nivel académico excepcional.

Hoy es considerada una de las mejores universidades privadas de México y se encuentra en las primeras posiciones en los Rankings internacionales, entre ellos el QS Latin America University Rankings, que este año lo posicionó en el Top 3 de Latinoamérica.

Actualmente cuenta con 26 campus en todo el territorio nacional donde se imparten 55 carreras profesionales repartidas en áreas tales como: Trayectoria de Negocios, Escuela de Ingeniería y Ciencias, Trayectoria de Comunicación y Producción Digital, Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno, Trayectoria de Tecnología de la Información y Electrónica, Escuela de Ingeniería y Ciencias, Trayectoria de Arquitectura y Diseño, Escuela de Medicina y de Ciencias de la Salud.

Además posee un modelo educativo que se transforma continuamente en beneficio de su matrícula escolar, uno de ellos, es el Modelo Educativo Tec21 que permite la competencia sólida e integral a través de retos vivenciales fuera del aula. El aprendizaje extranjero también forma parte de sus prioridades, de tal forma que mantienen alianzas con 586 universidades de 48 países y hay más de cinco mil alumnos de otras naciones que estudian en sus campus.

Su propósito de impulsar la educación superior ha quedado plasmado en la creación de proyectos tecnológicos, científicos, sociales, emprendimiento, ciudadanía, entre otros.

La formación de líderes es el distintivo del Tec de Monterrey. Su estructura se basa en cuatro pilares fundamentales: aprendizaje basado en retos; flexibilidad; profesores inspiradores, y vivencia memorable. Cada uno proyecta el mayor potencial del estudiante para hacer frente a los retos del siglo.

Desde sus inicios, la universidad se ha preocupado por apoyar a las pequeñas y medianas empresas (pymes), mediante la participación de alumnos y profesores, en escuelas prácticas, redes de desarrollo e incubadoras de negocios y parques tecnológicos. Este compromiso con los emprendedores les valió para recibir, en 2005, el galardón que otorga la Secretaría de Economía a instituciones que destacan por su apoyo a la consolidación del Sistema Nacional de Incubación de Empresas. Dos años después comenzó a operar la Red de Aceleradoras de Empresas y fue creado el Instituto para el Desarrollo Social Sostenible con el fin de orientar a la sociedad en aspectos de educación, creación y desarrollo de empresas; programas de educación en salud, nutrición y vivienda así como asesoría profesional.

Otro aspecto que ha detonado el crecimiento de esta Casa de Estudios es su promoción del arte y la cultura, al grado de contar con su propio museo artístico y ser organizadores de la Feria del Libro de Monterrey.

“Liderazgo, innovación y emprendimiento para el florecimiento humano” es la visión que regirá el Plan de Estudios de 2030, un objetivo que detonará al máximo el desarrollo académico del Tec de Monterrey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *