Publicado el Deja un comentario

IBERO: El futuro es aquí

ibero

La IBERO , a casi 80 años de su formación, se ha dedicado a formar a hombres y mujeres altamente capacitados. El liderazgo educativo que ha demostrado la universidad va más allá de las aulas, posicionándose como una de las mejores opciones de educación privada a nivel nacional e internacional.

Como filosofía, esta casa de estudios está orientada hacia una perspectiva global e intercultural para el desarrollo integral de cada uno de los estudiantes. El modelo educativo con el que cuentan es un ejemplo en los procesos de enseñanza y aprendizaje determinados por el modo de ser y proceder de los jesuitas.

En este sentido y aunque gran parte de los miembros de la IBERO se rijen por los principios cristianos, son respetuosos y dan lugar a todas las ideologías, destacando que lo más importante para ellos es el ejercicio de su profesión y ser la mejor opción educativa.

Reconocida y acreditada por su ejercicio de profesión, refrendan todos los días los principios que la distinguen: liderazgo académico y compromiso social.

Ubicada en el poniente de la Ciudad de México, la Ibero ofrece 36 programas de licenciaturas, 44 posgrados, divididos en 11 doctorados, 28 maestrías y 5 especialidades; además de diversos cursos y diplomados, y la impartición de idiomas.

Como referente de estudios de nivel superior, integran la ciencia y el humanismo, para brindar a los estudiantes una propuesta que involucre valores trascendentes, creatividad y excelencia académica.

El Dr. Saúl Cuautle Quechol, Rector durante el periodo 2020-2024, ratifica que la Universidad Iberoamericana seguirá transformando la realidad de su entorno, apegados a su lema La verdad nos hará libres.

“Hoy en día, por la adversidad que vivimos, necesitamos de nuestras mejores cualidades para salir airosos del desafío; necesitamos descubrir y poner al servicio de todos y todas, nuestros recursos más invaluables como personas y como institución educativa. Para el momento que vivimos nos urge estar abiertos a cambiar: ¿hacia dónde?, ¿qué cambiar?, ¿cómo cambiar? Son sólo algunas preguntas que debemos discernir y resolver juntos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *