Publicado el Deja un comentario

México debe impulsar una reforma a su sistema de universidades públicas

Zacatecas. México tiene “una escala suficientemente grande –en territorio y población- para ser en sí mismo una región económica, y poder avanzar en un proyecto endógeno y nacional, soberano. Y más allá, también puede jugar un importante rol en el caso de países más pequeños, de centro y Sudamérica”.

Pero para ello, debe impulsar una importante reforma a su sistema de universidades públicas, como ya lo hacen otros países latinoamericanos como Argentina y Ecuador, para que sean las instituciones de educación superior la base de ese desarrollo, “el apalancamiento cognoscitivo”, para consolidar su economía interna.

Afirmó en entrevista con este diario el investigador sudamericano René Ramírez Gallegos, quien entre los años 2007 al 2017 en Ecuador –durante el gobierno de Rafael Correa Delgado-, fue Secretario Ministro de Planificación y Desarrollo, así como Secretario de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación.

PUBLICIDAD

En la actualidad, señaló el también académico con estudios de posgrado en economía, planificación social y métodos cuantitativos, en universidades de Rotterdam, Michigan y México, advirtió que existe una importante corriente de pensamiento crítico -a la que él pertenece-, que impulsa una refundación de las universidades públicas de América Latina, porque éstas forman una parte esencial para que los países del tercer mundo, comiencen a abandonar el esquema extractivista y primario exportador.

El ex Secretario de Educación en el gobierno de Rafael Correa Delgado, dijo en tono autocrítico, que los gobiernos de la denominada “primera ola progresista”, a principios del actual milenio en Sudamérica, como Brasil, Argentina, Venezuela, Bolivia y Ecuador, intentaron dejar atrás el subdesarrollo de sus naciones, pero no lo consiguieron, porque les faltó atender el tema de la “matriz cognoscitiva”:

“Si bien intentaron, no pusieron en el centro del debate el cambio en la matriz productiva, que desde mi punto de vista, dada la transición mundial que se da, necesita estar apalancado en un cambio en la matriz cognitiva”.

Por eso “Aseguró Ramírez Gallegos, “la importancia de las transformaciones universitarias, las reformas y no sólo las universitarias, sino en todos los conocimientos”, que están ligados al tema de la propiedad intelectual. A cómo se articula la universidad con el sector productivo, al tema de cómo se generan empleos de calidad”.

El investigador ecuatoriano explicó que un problema circular grave por el que atraviesan las universidades públicas de América Latina, durante los últimos años, es que “producen”, a un alto costo para sus naciones, egresados universitarios de alto nivel, quienes no se quedan en sus países, sino que por falta de oportunidades laborales y los bajos salarios, incluso el subdesarrollo industrial y tecnológico, emigran, sobre todo a Estados Unidos y Europa, y se insertan en esas economías centrales, despojando así al tercer mundo, de esos “cerebros”.

PUBLICIDAD

“Estas son las nuevas formas del extractivismo info-cognitivo, que implica nuevas formas de acumulación, basadas en la información y en el conocimiento, pero con una extracción que ya no es sólo de recursos naturales, sino inmateriales, del sur hacia el norte, deliberado”.

En estas nuevas formas de saqueo, explicó, “se cuentan a la bio piratería, que incluye la extracción de los recursos genéticos de nuestra naturaleza de América Latina, que son llevados a los laboratorios del norte, procesados y luego vendidos a nuestra América Latina”

Algo muy importante, señaló René Ramírez Gallegos, para México y todos los países latinoamericanos, es que “ya no es suficiente, y esto hay que tenerlo muy claro, la defensa de la universidad pública, gratuita, de calidad y masiva. Si la universidad pública no se articula e incluye también, como un cambio en el gobierno, se seguirá en un modelo mercantil hiper-privatizado, lo que se denomina en economía la tragedia de los anti comunes”, porque todo el conocimiento derivado de las investigaciones universitarias, irán a parar a los países desarrollados o las corporaciones trasnacionales.

Eso se intentó en Ecuador, dijo, “tuvimos algunos programas, como el denominado PROMETEO, donde se vio cómo ‘extraditar’ a los ‘cerebros’, porque existe deliberadamente un robo, un despojo del talento humano para el beneficio de grandes corporaciones. Y lo que decimos, es intentar, a través de incentivos económicos, salariales, con proyectos de investigación, ligados a una estrategia de desarrollo, que permita superar ese extractivismo de recursos primarios, incluidos los cognoscitivos. Y ha dado muy buenos resultados”.

Ramírez Gallegos está en Zacatecas para participar junto con otros investigadores del país y el extranjero, en el foro de análisis “Los avatares mundiales y nacionales de la universidad pública”, que se realizará el próximo jueves, como parte del seminario permanente del Congreso de Reforma de la Universidad Autónoma de Zacatecas, actualmente en su fase preparativa.

FUENTE: jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.