Publicado el Deja un comentario

LA EDUCACIÓN EN CUALQUIERA DE SUS NIVELES, ES UN FACTOR DE BIENESTAR SOCIAL: DR. ALEJANDRO ZERMEÑO

“Retos y expectativas de la educación superior durante la pandemia”, fue la conferencia magistral que ofreció el doctor Alejandro Javier Zermeño Guerra, rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, como parte de las actividades del Congreso Nacional de AMEREIAF 2021, “Nuevos retos y alianzas de las IES: gestión financiera, rendición de cuentas y colaboración académica”, del cual la UASLP es sede. 


Durante su conferencia, el doctor Alejandro Zermeño destacó el proceso en el que ha transitado la educación en general, haciendo énfasis en la educación superior, a causa de la pandemia mundial por SARS-COV-2.  


“Aparecieron los cubrebocas, los guantes, el gel antibacterial y fuimos obligados a suspender clases a semanas de concluir el semestre y cambiar bruscamente de educación presencial a educación a distancia. Todas las universidades sufrimos de las mismas circunstancias; no contábamos con la tecnología adecuada, no teníamos la conectividad suficiente, los equipos adecuados, y esa situación no era privativa de nosotros, sino de todo el mundo”.  
Destacó que pese a que la universidad pública es un igualador social, “nos dimos cuenta que las condiciones de los diversos tipos de familias que tenemos en nuestro país, no son las mismas”. 


Habló también sobre el proceso del examen de admisión que se aplicó por primera ocasión en la institución bajo estas circunstancias, por lo que resultó bastante innovador, y con resultados académicos diferentes a los anteriores, siendo una consecuencia más de la pandemia. 


“Tradicionalmente se hacía en un día y en los últimos dos años se ha realizado durante 5 días, aunque las consecuencias de esta pandemia, se vieron reflejadas en los resultados, al bajar un punto el promedio de nuestros alumnos aceptados, ya que cuesta alrededor de 10 años poder subir un solo punto”. 
Ante esa situación dijo que esos resultados afirmaron que la única forma de revertir el deterioro es apuntalando el proceso educativo, en todos sus niveles, “se requiere de mejorar la conectividad, infraestructura, requiere de capacitación y eso implica inversión”. 


De igual manera, remarcó la importancia de la inversión en la educación, “ya que la educación en cualquiera de sus niveles, es un factor de bienestar social. Y el bienestar social es uno de los grandes retos de nuestra nación, junto con la salud y la seguridad”. 


Al término de su participación, el doctor Alejandro Javier Zermeño Guerra explicó que al final, “la educación es un coadyuvante para mejorar la salud y la seguridad; una sociedad más sana y menos violenta, va de la mano con un mejor nivel educativo”. 

FUENTE: uaslp.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *