Publicado el Deja un comentario

Una buena: IPN desarrolla con éxito tratamiento que mitiga daños en pulmones por COVID

Investigadores del IPN realizaron con éxito los primeros tratamientos en ratones para contrarrestar los efectos ocasionados por la infección a nivel pulmonar.

La quinta ola de COVID-19 en México y las variantes mantienen a los médicos y científicos sin bajar la guardia, por ello, expertos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un tratamiento para contrarrestar daños en pulmones causados por esta enfermedad.

El Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN, en colaboración con el Instituto Mexicano del Seguro Social, dieron a conocer que se realizó con éxito las primeras investigaciones en ratones de un tratamiento para mitigar los efectos ocasionados por la infección a nivel pulmonar.

Incluso, los investigadores Michael Schnoor y Eduardo Vadillo han realizado una solicitud ante el Instituto Mexicano de la Propiedad para patentar el inhibidor de la enzima ADAM17 en el uso contra el coronavirus.

A partir de un compuesto similar a los productos del virus, los científicos pudieron inducir en ratones una enfermedad grave pulmonar, similar al producido el COVID-19.

De acuerdo con los expertos, el uso de un inhibidor de la enzima ADAM-17 puede evitar o mermar la inflamación excesiva de los pulmones y de esa manera reducir el número de hospitalizaciones e, incluso, de muertes relacionadas a esta enfermedad.

El SARS-CoV-2 emplea al receptor ACE2 de las células humanas para provocar la infección. Una de las respuestas del sistema inmune es activar la enzima ADAM17 con el objetivo de cortar a este receptor, pero esta acción provoca que ACE2 no pueda realizar su tarea fisiológica de proteger contra la inflamación pulmonar excesiva ocasionada durante la covid-19.

“Al incorporar un inhibidor de la enzima ADAM17, provocamos que ACE2 continúe con su trabajo antiinflamatorio en los pulmones y contrarreste los efectos de la infección en ese órgano”, explicó el investigador.

Debido a que en su laboratorio no existen las condiciones de bioseguridad adecuadas en el manejo del virus activo del SARS-CoV-2, los investigadores desarrollaron un modelo capaz de provocar síntomas similares en el animal (sobre todo una severa inflamación pulmonar) sin necesidad de manipular al nuevo coronavirus.

Cabe mencionar que la sustancia empleada como inhibidor de la enzima ADAM17 no se encuentra actualmente aprobado para su uso en enfermedades humanas, solo para investigación científica, pero gracias a su uso en otros estudios clínicos previos se ha comprobado la inexistencia de efectos adversos al emplearse en humanos.

FUENTE: elfinanciero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *