Publicado el Deja un comentario

Los 6 deportes universitarios que más favorecen el trabajo en equipo

El deporte es crucial para nuestro desarrollo personal y físico, es una fuente de salud y de satisfacciones personales y en equipo. Estos son los deportes universitarios que te ayudarán a mejorar el trabajo en equipo.

La Universidad no es solo un lugar de estudio y formación, sino que, en realidad, es un entorno multidisciplinar en el que puedes desarrollarte en muchas facetas diferentes de tu personalidad y tus habilidades. Una de las opciones más interesantes fuera de las aulas es apuntarte a un equipo deportivo.

De esta manera, podrás beneficiarte de todas las ventajas de practicar deporte con frecuencia, como la mejora de tu salud, tu forma física y tu estado anímico. Además, muchos de los deportes que puedes practicar en la Universidad son deportes de equipo, por lo que te permitirán mejorar y desarrollar habilidades como, por ejemplo, el liderazgo.

6 deportes en equipo que puedes practicar en la Universidad

Cuando hablamos de los deportes de equipo se nos vienen a la cabeza el fútbol, el baloncesto o el balonmano. Sin embargo, el deporte rey en muchas universidades es el rugby. Es un deporte poco conocido en general, pero en las universidades destaca por su disciplina, el compañerismo que se destila, y por la diversión para los jugadores y el público.

El rugby lo inventó William Webb Ellis, un clérigo inglés que se basó en el fútbol, pero rompiendo sus reglas. Durante un partido de fútbol cogió el balón con las manos y, de esta manera, lo llevó a la portería rival sin soltarlo. Hoy, el rugby se puede resumir como un deporte de dos equipos cuyo objetivo es apoyar las manos y el balón en el suelo en lo que se conoce como la zona de conversión del equipo contrario.

Pero lo cierto es que en todas las universidades hay una oferta deportiva muy extensa. La mayor parte de los deportes que puedes practicar son en equipo, como, por ejemplo, el mencionado rugby, el fútbol, waterpolo, hockey, balonmano, baloncesto, y, en fin, casi cualquier deporte que se quiera proponer y que cuente con participantes suficientes.

Existen muchas ligas universitarias a las que te puedes apuntar y que te servirán para ejercitarte de manera constante, aprender a trabajar en equipo y divertirte, incluyendo la actividad física en tu rutina para, como bola extra, rendir mejor en tus estudios.

¿Qué beneficios aporta el deporte para mejorar en el trabajo en equipo?

Dejando de lado la mejora en cuestiones de salud y forma física, el deporte es beneficioso para adquirir y desarrollar una serie de habilidades fundamentales para tu futuro profesional. Veamos las más destacadas:

  1. Fomenta el respeto por las normas. Gracias a la jerarquías de los equipos en estos deportes, cada uno aprende qué posición ocupa en las alineaciones y cuáles son sus tareas. Se entiende rápido que, de no cumplir con las normas y el cometido, el equipo entero va a sufrir las consecuencias.
  2. Mejora el compañerismo, ya que se aprende la importancia de ayudar a los compañeros para alcanzar los objetivos del equipo.
  3. Respeto al divergente, al que piensa diferente. Durante la práctica deportiva, las diferencias ideológicas se diluyen porque estarás trabajando para conseguir los objetivos del equipo, no los individuales. Celebrarás victorias y asumirás derrotas en equipo.
  4. Liderazgo. Es algo inherente a los deportes de equipo, ya que, en algún momento, uno de sus componentes deberá «echarse el equipo a la espalda» y motivar a los demás. Además, esa persona estará trabajando su autoestima, y practicando la toma de decisiones y la asignación de tareas a los demás miembros para llegar al objetivo deseado.
  5. Disciplina y compromiso. En un deporte de equipo su falta de disciplina afecta al grupo, por tanto, se estimula el compromiso y la disciplina porque, en cierto punto, no hay nada más importante que el equipo, no fallarle.
  6. Fomenta el pensamiento estratégico. Los deportes en equipo se basan en identificar las habilidades de cada miembro y aprovecharlas al máximo.
  7. Control de la frustración. En la vida no se gana siempre, así que es fundamental aprender a gestionar los fracasos y la frustración asociada.
  8. Aumento de la autoestima. Las felicitaciones de tus compañeros van a tener un efecto enormemente positivo en tu autoestima; también, ante un error, serán tus compañeros quienes te ayudarán a seguir adelante e intentarlo una vez más sin hacer daño a tu autoconfianza.

FUENTE: https://www.universia.net/es/actualidad/vida-universitaria/los-6-deportes-universitarios-que-mas-favorecen-el-trabajo-en-equipo.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *